martes, 16 de agosto de 2016

Soy un desastre

Me he despertado con la ropa de anoche, el pelo revuelto y el maquillaje corrido.
Sin ni siquiera lavarme la cara, he bajado a desayunar.
Me he preparado un café doble y unas tostadas con mantequilla y mermelada de fresa.
Y luego me he tomado una aspirina para el dolor de cabeza.
He encendido la televisión y me he quedado viendo el telediario.

Entonces, me he visto reflejada en el espejo del salón. Tenía la boca sucia, la nariz roja y los ojos llorosos. No podía reconocerme. Y me di cuenta de que era un desastre.

Que ayer no salí y, aunque lo hubiese hecho, me habría puesto el pijama antes de quedarme dormida.
Que siempre me quito el maquillaje al llegar a casa y que siempre me lavo la cara por las mañanas para espabilarme.
Que no me gusta el café y que yo desayuno cereales con leche.
Que odio tomarme pastillas y prefiero aguantar el dolor.
Que no veo las noticias porque no las soporto, ya que soy más de escuchar la radio que de ver la tele.

Me he dado cuenta de que, desde que no estás, ya no sé quién soy.

Bueno... Sí.


Un desastre.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Tu blog está muy chulo, ya te sigo ^^
    Espero que te pases por el mío y me sigas de vuelta (:
    http://lostinourbooks.blogspot.com.es/
    Nos leemos ^^ Besos (-:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!

      Gracias, me alegro de que te guste y de que ahora seas una trotamundos.

      Me he pasado por tu blog y está genial, ya me he hecho seguidora.

      ¡Saludos!

      Eliminar