martes, 16 de agosto de 2016

Somos lo que escribimos

El otro día me enteré de que una de mis escritoras favoritas anunció en su cuenta de Instagram que dejaría de escribir por un tiempo.
Fue algo que me entristeció bastante, pues me acuerdo de que ella fue la primera persona que publicaba poesía a la que seguí en esta red social.
Todo eso era algo desconocido y excitante para mí.

Leer sus poemas y escucharla recitando me inspiraba para escribir mis propias palabras.
Cuando no subía contenido me releía sus antiguas publicaciones, no solo porque me sirviese de inspiración, sino también porque nunca me cansaba de verlas una y otra vez.

Pensaba que “somos lo que leemos” y que leerla a ella me ayudaba a ser una escritora.
Pero ahora me doy cuenta de “somos lo que escribimos” y que la inspiración se encuentra dentro de cada persona.

Leer sus palabras me ayudaba a sacar algo que yo tenía dentro pero que aún no había encontrado.
Leer sus palabras no me dio nada que yo ya no tuviese.

No hay comentarios:

Publicar un comentario