sábado, 9 de julio de 2016

Todavía

Todavía me quedan un par de horas para decirte cuánto te quiero, antes de que amanezca y tengas que irte.

Por favor, abrázame fuerte. Ya sé que tienes que marcharte, los dos sabemos que se acerca el momento aunque no nos atrevamos a hablar de ello... Pero no me digas “adiós”. Sabes que nunca me gustaron las despedidas. Prefiero un "hasta luego", aun sabiendo que es mentira.

Porque tus mentiras piadosas son mis sueños inalcanzables... Y a todos nos gusta soñar de vez en cuando. Tú y yo lo sabemos muy bien.

Sin ti, mis sueños no estarán completos, pues no tendré con quién compartirlos. Así que pronto se me quitarán las ganas de seguir soñando.

Pero aún estás aquí, así que deja que disfrute de lo poco que nos queda. Deja que sueñe un par de horas más.

Porque, joder, aún no te has ido y ya te echo de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario