miércoles, 18 de mayo de 2016

El vestido rojo

Yo esperaba a que llegases
Luciendo un vestido rojo.
Y sentada en una esquina,
En otros bailando posaba mis ojos.

Segundos, minutos y horas pasaban.
Tú seguías aún sin aparecer.
De nuevo me quedé bailando sola
Y el vestido rojo no te pudo ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario