sábado, 19 de septiembre de 2015

Eso es lo único que importa ahora

Dejarte ir. Dejar que te vayas sin mirar atrás ni un mísero segundo. Eso es lo único que importa ahora.

Olvidar tu sonrisa, esa que podías lucir gracias a tu perfecta dentadura. Olvidar tu risa pegadiza. Olvidar las muletillas que usabas al hablar y que al final yo también terminaba usándolas, al igual que tú las mías. Olvidar tus extraños gustos y tus raras costumbres. Olvidar esos sueños que algún día cumpliríamos juntos. Olvidarme de ti, de mí, de nosotros.

Comprender que no voy a ser más feliz contigo que sin ti, por mucho que ahora me duela. Comprender que lo nuestro siempre fue algo flotando en el aire que se quedó ahí, un puzle imperfecto, una historia de amor imposible. Comprender que lo mejor será tomar caminos diferentes sin ningún cruce entre ellos. Comprender que ella es tu destino y el mío todavía es un misterio. Comprender que el nosotros es historia, parte del pasado, algo que ya no existe.

Ser consciente de todo lo que estoy perdiendo. Ser consciente de que me arrepentiré. Ser consciente de todas y cada una de las lágrimas que derramaré por ti sobre mi almohada. Ser consciente de mis próximos repentinos cambios de humor. Ser consciente de que, con bastante seguridad, esto será algo irreversible.

Fingir indiferencia e incluso júbilo, cuando por dentro mi alma solo rebosa de melancolía, tristeza, desamor y sufrimiento. Eso es lo único que importa ahora.


Julia Trotamundos
08/09/2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario