sábado, 3 de mayo de 2014

Frases un poco cursis ^^

Pues aquí os dejo algunas frases más, como bien indica el título xD En esta entrada, sólo os dejaré las sentimentales, las de amor o, como yo les llamo, las cursis. Sí, les llamo así porque, para mi gusto, están rebosadas de cursilería. En fin, espero que os gusten. Más adelante, os dejaré algunas más graciosas y divertidas, como a mí me gustan.
¡Ah, por cierto! Estas frases las podéis utilizar como estado en alguna rede social, o dedicársela a alguien cuando vayáis a regalarle algo y queráis escribirle una carta... ya sabéis, esas cosas. ¡A ver si os sirven para algo! :)



Si una persona vuelve a tu vida para remediar el error que cometió, entonces vale la pena.


Si robas, que sea un beso. Si lloras, que sea de alegría. Si pierdes, que sea el miedo. Si ganas, que sea un amigo.


A veces cuando digo "me voy" sólo espero que me digas "quédate un poco más".


Si me vas a cambiar algo, que sean mis lágrimas por sonrisas.


¿Más guapas que yo? Las hay. ¿Más inteligentes? A montones. ¿Más cariñosas? A cada rato. ¿Que te quieran como yo? Buena suerte...


Todos tenemos a esa persona a la que insultamos, picamos, hacemos de rabiar, llevamos la contraria, pero que la queremos más que nada.


Esos "amigos" a los que si no les hablas tú, pasan de ti.


Cuando peor estás, cuando más borde estás, cuando más mandas a todos a la mierda, quien sigue ahí, es quien de verdad te quiere.


Oye, ¿te acuerdas de mí? Solíamos hablar todos los días, eras el motivo de mi sonrisa y un día dejamos de hablar.


Hoy es la primera página en blanco de un libro de 365 hojas. Escribe una buena historia.


A lo mejor no lloro, pero me duele. A lo mejor no lo digo, pero lo siento. A lo mejor no lo demuestro, pero sí que me importas.


#El2012MeEnseñó que un amigo se puede convertir en un completo extraño.

Quien te quiera comprenderá tres cosas: el dolor detrás de tu sonrisa, el amor detrás de tu rabia y las razones detrás de tu silencio.


Madurar es darte cuenta que el amor de tu vida no es una princesa ni un príncipe de un cuento, sino una persona perfectamente imperfecta.


No me importa lo que la gente piense de mí, yo no me califico por la opinión de los demás, yo sé bien quien soy, y sobre todo lo que valgo.


Amo esos abrazos en los que sin querer se te cierran los ojos.


Soy de esas personas que cuando dicen la verdad, se empiezan a reír y parecen que mienten.


La vida es un reto; vívela, siente, ama, ríe, llora, juega, gana, pierde, tropieza, pero siempre levántate y sigue.


Necesito un abrazo de esos que sin palabras te hacen sentir que todo estará bien.


Siempre habrá alguien que siempre será tu debilidad, que si te sonríe, tú sonríes, y que aunque te falle, tú estarás ahí.


Te quiero, pero como amigos... como amigos que viven juntos, se casan, tienen hijos y mueren tomados de la mano, así te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario