domingo, 4 de agosto de 2013

¡Chistes veraniegos!

¡Hello, gentecilla!
He buscado muchos chistes relacionados con el verano para que vosotros podáis pasar un buen rato leyéndolos. ¡Disfrutad!


- - - -


Dos amigos que no se habían visto en todo el invierno y le dice uno al otro:
- Amigo, ¿este verano qué?
- Pues tengo ganas de ir a París, como el año pasado.
- ¿El año pasado que fuiste a París?
- No, pero también tenía ganas.


Un día caluroso de verano le dice Jaimito a su madre:
- Mamá, mamá, ¿me dejas ir a la piscina? Hoy ponen el trampolín de 5 metros.
- Claro, hijo, pero ten cuidado.
Al cabo de dos horas Jaimito vuelve con un brazo roto, pero al día siguiente:

- Mamá, mamá, ¿me dejas ir a la piscina? Hoy ponen el trampolín de 10 metros.
- Claro, hijo, pero ten mucho cuidado.
Al cabo de dos horas vuelve Jaimito con el brazo y la pierna rota, aunque al día siguiente:

- Mamá, mamá, ¿puedo ir a la piscina?
- ¡No, Jaimito, que después sabes lo que pasa!
- ¡Joooo! Hoy que ponían el agua...


- Oye, hijo, ¿cómo han ido las notas de fin de curso?
- Mira, mamá, lo importante es que tenemos salud.

Está una familia de vacaciones en la jungla y le dice el hijo a la madre:
- Mamá, mamá, ¡me ha picado una serpiente!
- ¿Cobra?
- No, mamá, ¡gratis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario